jueves, 30 de marzo de 2023

“BUENA o MALA CONCIENCIA” Mirada Sistémica


 “BUENA o MALA CONCIENCIA”

 

Según Bert Hellinger existen diferentes posiciones: La buena y la mala conciencia, Conciencia superior.

Bert Hellinger dice que "la felicidad es dual". Crecer implica romper lealtades. No podemos limitar nuestros cambios y nuestro desarrollo personal al miedo a perder la pertenencia al clan.

En todas las familias sucede, que algunos de sus miembros son pasados al olvido porque no cumplen o respetan las reglas familiares preestablecidas por los anteriores.

Decimos que alguien no puede o no debe ser nombrado o, pasa a la categoría de secreto, por algún hecho que resulta una deshonra para el grupo familiar o cultural. Si cumplimos con las reglas de la familia pertenecemos, y si no seremos excluidos, exiliados, exonerados.

Cuando cumplimos con las reglas de la familia o del grupo nos sentimos tranquilos, inocentes, con buena conciencia y cuando transgredimos nos sentimos intranquilos, culpables, con mala conciencia.

Cuando estamos dirigidos de manera inconsciente por las creencias, patrones, formas de funcionar y las conductas que nos enseña nuestra familia, país, religión o cultura, siendo fiel a todo ello. Cuando es observado desde allí, entonces estamos guiados por la "Buena conciencia" es decir por aquello que está bien visto para nosotros es decir "es moralmente correcto" y aprobado por nuestra familia, nuestro sistema (nada tiene que ver con ser bueno). Nos dejamos llevar por las lealtades invisibles o fidelidades inconscientes. Muchas veces sufrimos o fracasamos siguiendo esa buena conciencia, porque sentimos que no recibimos el derecho de ser felices porque nuestra familia no lo ha sido. Algunas veces no es tanto lo que el sistema espera, sino lo que sentimos nosotros que este espera de nosotros.

Cuando transgredimos o elegimos aquello que para nuestra familia resulta raro, diferente, considerado desleal, aunque esto resulte un cambio positivo o un crecimiento para nosotros, nos traerá un sentimiento de culpa, de falta de lealtad y sentiremos mala conciencia.

Otras veces  otras veces nos atrevemos a hacer algo diferente a lo aprendido en nuestra familia o sistema familiar (nada tiene que ver con ser malo), por ejemplo a ser felices al hacer un trabajo diferente a la programación que habían hecho en nosotros, a permitirnos vivir una vida plena, entonces podemos sentirnos guiados por una "Mala conciencia" que puede  que nos pueda llevar a sentirnos excluidos de nuestra cultura o familia. Al ser visto como "raros o diferentes". Lo que a veces denominamos la oveja negra, por hacerlo diferente a lo esperado o establecido. Es la que permite la evolución al ir en contra, respetando la forma de hacer las cosas.


La mala conciencia significa evolucionar, ser libres de tomar nuestras propias decisiones, pero no desde la rebeldía sino desde la sabiduría, respetando lo que nos han inculcado en la familia dándonos el permiso para hacerlo diferente, desde el Amor y el respeto a todos ellos y todas sus formas.

Bert Hellinger hablaba de una Conciencia Superior que está “Al Servicio de la Vida”. Es como una especie de encendido  de la chispa de la vida que vibra a través nuestro y que nos lleva a ir más allá de nuestra mira de juicios o moralidades. Que nos hace estar en plenitud dirigidos por una fuerza que incluye todo y que se libera de juicios, es una fuerza que nos guía y empuja al amor y el orden, la sintonía y un equilibrio que aunque no entendamos nos llena de paz. Porque dejamos de juzgar entre bueno o malo y comprendemos que TODO es PERFECTO TAL Y COMO ES, es una especie de “Comprensión Superior”, que si nos ponemos a su disposición para que todo pueda cambiar y transformarse en nosotros y desde nosotros, al permitir todo ello, desde un lugar diferente en nuestro interior.

La mala conciencia nos impulsa a cambiar nuestro comportamiento para tener nuevamente una buena conciencia, de modo que estemos seguros del derecho de pertenecer a nuestro.


Muchos conflictos familiares, grupales o territoriales se originan por lealtad a nuestro sistema, y si ese conflicto no se resuelve entre quienes lo originaron, los herederos continuarán peleando, vengándose, replicando el conflicto de una manera más violenta y vengativa por lealtad a sus ancestros, muchas veces sin permitirse resolver de otra forma.


Si pertenecemos a distintos grupos con distintas reglas, pueden entrar en contradicción las reglas y valores a cumplir en uno y otro grupo, de manera tal que terminaremos sintiéndonos culpables e inocentes a la vez.

Conectar al corazón, que será el que te guiará de una forma más coherente hacia tu destino, es decir darles un lugar en nuestros corazones, asintiendo a todo tal como fue, con lo bueno y con lo malo. Esto último por la experiencia vivida. Y despedirnos agradeciendo por haber hecho lugar a la nueva experiencia, sintiendo que aunque hagamos algo diferente seguimos perteneciendo, seguimos teniendo nuestro lugar.

Cada familia tiene su propia conciencia

Cada país o nación tiene su propia conciencia

Cada religión tiene su propia conciencia

…….

En ti está el restablecer tu movimiento desde el Amor, Respeto y Agradecimiento.

 

30 Marzo 2023



No hay comentarios:

Publicar un comentario

CAMBIOS y TRANSFORMACIÓN Febrero 2024

CAMBIOS y TRANSFORMACIÓN Febrero 2024 Estoy realizando cambios para unificar mis redes, iras observando a través de estos dias está transfor...